joomla templates

Miércoles, 28 de Marzo de 2018 07:30

Misa Crismal 2018

Rate this item
(0 votos)
Misa Crismal 2018 Fotos: Yenkys Gonzalez

Diócesis de Santa Clara, Catedral de Santa Clara, 28 de marzo de 2018: Ayer, Martes Santo, la Santa Iglesia Catedral de Santa Clara, acogía a sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosos y fieles llegados desde los cuatro puntos cardinales de la diócesis para celebrar la Misa Crismal en torno a su Obispo Monseñor Arturo González Amador.

En esta misa, el Obispo bendice los óleos de los Catecúmenos y de los Enfermos y consagra el Santo Crisma. En ella los sacerdotes renuevan sus promesas sacerdotales.

Durante la homilía Monseñor Arturo nos señalaba: la celebración crismal es una expresión de comunión y también un programa de vida. Asimismo es una invitación a mirar las gracias que Dios nos ha dado.

Los óleos que serán consagrados son la materia de los sacramentos que “salpican” a todo el pueblo de Dios, siendo una invitación a dejarnos transformar por la gracia de Dios. Este no es un espectáculo bien organizado, es la gracia de Dios que llega a nuestra vida.

Recordaba el Padre Obispo que esta celebración es también una invitación a pensar en nuestros sacerdotes, en los que están enfermos como el P. José Manuel y el P. Enrique; en los que se han ganado el cielo como el querido P. Juan Manuel. Es oportunidad de los sacerdotes para empezar de nuevo, para que el Señor siga moldeando nuestro débil barro.

Exhortó el Obispo a rezar por la santidad de los ministros del altar. A pedir con insistencia muchos y santos sacerdotes. Al mismo tiempo, dijo es misión de todo el pueblo de Dios reconocer nuestra condición de ungidos y enviados al pueblo que sufre. Esto nos convierte en testigos del que ama siempre.

Finalizando sus palabras Mons. Arturo nos señalaba como la necesidad nos une y la pobreza de los demás llama a nuestras puertas. Tenemos que descubrirnos ungidos y enviados. Hermanos, discípulos en camino de perfección, Iglesia de Dios. Decirle al Señor: en tu nombre echaré las redes, contigo sembraré y recogeré.

El coro que animó la celebración estaba constituido por consagradas de todas las comunidades religiosas que sirven en nuestra diócesis. Ellas recibieron un aplauso agradecido y prolongado de todos los participantes en la Misa, quienes puestos de pie agradecieron el esfuerzo realizado por las religiosas.

Escribir un comentario